lun

13

may

2013

¿Cómo debería haber muerto Son Goku?

Debería, sí, hace bastante tiempo. Pero no quiero engañarnos. Dragon Ball es mi serie de dibujos animados de la infancia. Recuerdo con añoranza las horas pasadas delante del televisor de tubo embobado viendo como Goku y compañía se daban hasta en el cielo de la boca. Entonces, ¿a qué viene esto? Pues a que acaban de estrenar en Japón una nueva película de Dragon Ball y los rumores sobre las intenciones de su creador, Akira Toriyama, parecen apuntar a una vuelta de la mítica serie, así que me he puesto a reflexionar un poco sobre ella.

 

Lo cierto es que de pequeños no somos conscientes de la calidad de un producto. Podíamos tirarnos horas viendo dibujos animados que, ya de mayores, al volver a verlos nos damos cuenta de lo malos que son. Concretamente, el anime de Dragon Ball es horroroso: pausas eternas, doblaje nefasto y animación floja. Vamos, soy consciente de que el anime de Dragon Ball no lo volveré a ver en mi vida casi con total seguridad. Sin embargo, el manga, su formato original, sí lo disfrute hace poco y volveré a hacerlo. No será el manga perfecto, pero es sencillo, dinámico y terriblemente entretenido. Digo que no es perfecto por que es allí a donde voy. Para mí la historia de Goku debería haber tenido un final concreto, que era genial, pero a Toriyama le pudo el dinero y siguió exprimiendo la gallina de los huevos de oro hasta que lo que quedaba era de latón. 

 

Dragon Ball (o "boladragon" en nuestra infancia) empezó siendo un manga (esto lo digo por si alguien no lo sabe aún, que hace poco alguien se sorprendió cuando se lo dije...), un manga sencillo, fresco y muy divertido. Con humor, pequeños toques eróticos, que todos (TODOS) los niños agradecían vergonzosa y silenciosamente, y grandes combates por ver quién era el más fuerte. Aquí entra en juego la figura del maestro Mutenroshi (el Duende Tortuga o Mauricio Colmenero, ya me entendéis) que enseña al pequeño Son Goku la mejor lección de su vida: por mucho que te entrenes, siempre habrá alguien más fuerte que tú. Lección que le sirve de acicate para seguir creciendo como guerrero y superar todos los límites en teoría insuperables. 

 

Goku crece entre aventuras y cada batalla que supera le hace más fuerte, hasta llegar a ser el número uno del universo tras derrotar a Freezer. El título le duró poco. Aquí entro yo exponiendo que éste debería ser el final: el planeta Namek, dañado por la batalla contra Freezer, explota y Goku desaparece en la explosión, PARA SIEMPRE. La lección de Mutenroshi adquiere aquí una fuerza increíble, es dramático y frustrante, tu héroe favorito se va al mismo tiempo que se convierte en el más fuerte. Brutal... Pero Toriyama (o sus editores, vete a saber) destroza ese mensaje. Goku se salva por poco y continúa sus aventuras. La enseñanza de nuestro querido maestro al infierno. ¿Por qué?: marketing, dinero...

 

¿Cómo? Si Goku es ya el súper guerrero definitivo... Pues no, no lo es. Resulta que puede haber más de un súper guerrero definitivo... Y hay más, tienen varios niveles de transformación (súper saiyan nivel 1, nivel 2, etc...). ¡Ah!, y pueden fusionarse entre ellos. No voy a enumerar y describir todos los niveles y combinaciones que se han hecho desde que Goku se transforma por primera vez en súper guerrero porque es interminable y cada vez más bochornoso. Lo cierto es que después de la saga de Freezer la historia degenera. Cell mantienen levemente el tipo y el monstruo Bu tiene cierta gracia, pero se nota el cansancio y la repetición de esquemas de combates. Dragon Ball GT, que vino unos años después de acabar la historia principal, fue un fracaso del que el mismísimo Toriyama se desentiende (de hecho, asegura que la nueva película estrenada en Japón ignora rotundamente esa saga). Tantas transformaciones, niveles y fusiones han destrozado el esquema original de Dragon Ball. Una lástima.

 

Si la nueva película tiene éxito, es posible que Goku y Cia vuelvan en formato anime otra vez. Rezo para que no ocurra porque la propia película, apadrinada por el propio Toriyama, no tiene muy buena pinta y digo más, siguiendo la tradición, habrá nueva transformación: súper saiyan GOD (súper guerrero dios, o algo así...). Juzgad vosotros mismos...

 

Continuará...

 

Drender

drender.render@gmail.com

 

 

Escribir comentario

Comentarios: 5
  • #1

    Eldan (martes, 14 mayo 2013 12:08)

    Sin duda, tras la saga de Freezer Dragon Ball Z perdió el norte. La etapa original de Son Goku niño es el shonen perfecto (mezcla de humor, acción y aventuras) y sentó las bases de cientos de mangas de éxito.

    No creo que el problema sea tanto de Toriyama como de sus editores. Él ha reconocido varias veces que estaba muy harto de Dragon Ball y que la saga de Bu la acabó más rápido de lo que tenía previsto porque ya no aguantaba más. Tantos niveles y tantas resurrecciones acabaron por desvirtuar la lógica más básica y rompieron el pacto de incredulidad de los espectadores. Pero eh, lo que queda después de la saga Freezer ya es pura estética. Los que siguieron enganchados a la serie (entre los cuales me incluyo) lo hicieron porque en las tollinas supersónicas se aprecia una extraña poesía en movimiento.

    Fueron tantos momentos épicos condensados en el pasado que al siguiente Goku le perdonamos la total falta de argumento en sus aventuras. Y no sé qué nos deparará el futuro, pero yo le daré una oportunidad (sobre todo si es algo totalmente opuesto a Dragon Ball GT).

  • #2

    El Advenedizo (miércoles, 15 mayo 2013)

    Por qué decir nada cuando Eldan lo resume todo. De todos modos, lo que muchos fans han especulado, que se intuía al final de la saga de Freezer, es que el plan de Toriyama era finiquitar a Goku y que Son Gohan pasase a ser el protagonista de la serie, recuperando gran parte de la coña que tenía lo del protagonista-niño-inocente-y-superfuerte que también utilizó en Doctor Slump con Arale.

  • #3

    David (lunes, 10 junio 2013 16:39)

    Me parece curioso la anotación que haces sobre la nefasta calidad del doblaje. En Cataluña tenemos una percepción (más o menos generalizada) de que el doblaje al catalán era excepcional y, tal vez la costumbre tenga algo que ver, nos provocaba cierta urticaria la versión en castellano. De hecho, medio en coña, en facebook hay hasta un grupo que viene a llamarse algo así como "Lo que los insultos de Vegeta aportaron al catalán". Y es que el manga y los dibujos animados en general aportaron bastante a la normalización del catalán a partir, precisamente, de un muy buen trabajo de doblaje.

    Y sí, a Goku debieron darle pasaporte antes. Pero como tantas otras series que me gustaron en su momento (ahora se me cae de las manos, la verdad), el autor o los editores no supieron concederle un digno final. Y si ven la posibilidad de volver a ganar dinero con el tema, violarán el cadáver incorruptible del súper-saiyan, claro.

  • #4

    Llollo (miércoles, 26 junio 2013 05:12)

    Tas imbécil, la mejor Saga fué la de Cell.

  • #5

    David (jueves, 27 junio 2013 16:24)

    Comentario de calidad. ¡Tachín-tachín!

Licencia Creative Commons
Continuará... por Continuará... se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 3.0 Unported.
Basada en una obra en continuara.jimdo.com.

Esta web incluye como material de apoyo contenido ajeno registrado con copyrigth. Los derechos pertenecen a sus legítimos dueños. Su utilización aquí es sin ánimo de lucro.