mié

23

ene

2013

And the Oscar goes to...

Bueno, retomo mi senda de los efectos especiales aprovechando que se acercan los Oscars. Voy a tratar de analizar las cinco películas candidatas a los mejores efectos visuales y hacer un resumen de las que se quedaron a medio camino y quizás, para mi gusto, hubieran merecido un poco más. Éste es un apartado de los Oscars muy difícil de pronosticar porque siempre da la impresión de que los académicos no saben valorar los FX de una película y tienden a nombrar ganador al que más simpatías despierte. No pretendo entrar a valorar esto en profundidad así que voy a pasar directamente a repasar los candidatos.

 

El Hobbit: Un viaje inesperado

Empiezo por el regreso de Peter Jackson a la Tierra Media. Reconozco que soy amante de la obra de Tolkien y adoro las pelis de PJ, pero siendo justo El Hobbit no debería llevarse este año el Oscar. ¿Por qué? Pues porque es más de lo mismo pero mejor. No estoy quitándole mérito a la labor de Weta Digital, la película es impecable en este apartado (quizás los ojos de los goblins sean un poco raros) pero centrándonos en el caso de Gollum, por poner un ejemplo, éste es una versión 2.0 del de la trilogía anterior. Ahora bien, volviendo al tema de la elección por simpatía de los académicos, es muy probable que se decanten por ésta, no por su calidad como película (que en esto hay opiniones dispares) sino por vivir de la renta de los éxitos de El Señor de los Anillos.

 

La vida de Pi

Ésta es el gran descubrimiento del año. Se estrenó sin llamar mucho la atención y poco a poco fue ganándose el beneplácito del público hasta convertirse en uno de los taquillazos de 2012. Es la primera película en muchos tiempo que consigue hacerme dudar de si los animales son reales o generados por ordenador. La vida de Pi aúna destreza técnica con sentido en su utilización, no son efectos porque sí sino que tienen un motivo y dibujan escenas verdaderamente bellas como la aparición de la ballena. Es, sin lugar a dudas, la más merecedora del Oscar.

 

Los Vengadores

Si con La vida de Pi tenemos la técnica en favor de la historia aquí la tenemos en el del espectáculo. Medidas escenas de acción que pueden llegar a saturar (servidor las disfrutó como un niño chico). Es tal el despliegue de la película de Joss Whedon que llega a mostrarnos un largo plano secuencia de los héroes en acción que simplemente es apabullante. La película grita: ¡dadme el Oscar, nos hemos gastado una pasta increíble, dadme el Oscar! Pero esto ya lo intentó Michael Bay con sus Transformers y se quedó con las ganas. Es la más fácil de premiar porque no se pueden confundir.

 

Prometheus

Éste es un caso curioso. La película no ha sido lo que muchos esperaban y sus críticas han sido bastante malas en general (a mí personalmente me gustó, cualquier cosa mejor que las Alien vs Predator...) pero sus FX funcionan a la perfección. Al igual que La vida de Pi no son gratuitos sino necesarios para crearle un marco creíble a la narración. Ridley Scott se esmera tanto en crear ese universo que llega a olvidarse de la historia. Un detalle que gusta mucho es el uso de animatronics (la escena de la cabeza del arquitecto sobre la mesa de autopsias es sencillamente brutal) devolviendo en parte a la saga a sus orígenes en este apartado. Se merece el Oscar y sería justo.

 

Blancanieves y la leyenda del cazador

Esta candidatura no la entiendo... No lo entiendo. No sé qué razón ha llevado a los académicos a auparla hasta los finalistas existiendo otras que le ganan por mucho. Este puesto era de El Caballero Oscuro: La Leyenda Renace de Christopher Nolan que posee mejor acabado técnico pero por alguna extraña razon se ha quedado fuera en favor de Blancanieves. No es que sean malos sus FX, al contrario, mantiene el buen nivel de una superproducción y los enanos están muy bien hechos teniendo en cuenta que sus actores no lo son (esta es quizás su mejor aportación). Pero no veo qué más aporta la película para merecer un Oscar. Destaca más en los apartados de maquillaje y vestuario que en éste.

 

No nominados

Brevemente destaco algunas de las que se han quedado a las puertas de la nominación. Por ejemplo El Caballero Oscuro: La leyenda Renace, que es la gran perjudicada por la decisión de nominar a Blancanieves. También tenemos The Amazing Spideman y Battleship, ambas sobresalientes también en este apartado. La gran olvidada John Carter (no entiendo lo que pasó con esta película, no es mala pero se llevó un gran palo en la taquilla) cuyos seres animados tienen el sello Pixar. Y por último destaco una película que por el simple hecho de ser extranjera parece no tener sitio en este apartado: Kon-Tiky, nominada a mejor película extranjera, sus efectos están a la altura de La vida de Pi. Una imagen vale más que mil palabras:

 

And the Oscar goes to...: La vida de Pi. Creo que de las candidatas es la que más opciones tiene. Aúna talento y sentido, no busca espectacularidad sino belleza. Es, digamos, la pequeña de las cinco y eso siempre gusta mucho. Y, por si fuera poco, detrás está Ang Lee y eso siempre huele a Oscar.

Continuará...


Drender

drender.render@gmail.com

 

Escribir comentario

Comentarios: 0
Licencia Creative Commons
Continuará... por Continuará... se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 3.0 Unported.
Basada en una obra en continuara.jimdo.com.

Esta web incluye como material de apoyo contenido ajeno registrado con copyrigth. Los derechos pertenecen a sus legítimos dueños. Su utilización aquí es sin ánimo de lucro.