lun

08

oct

2012

Las invasiones bárbaras. James Bond y otros iconos 'British'

El pasado viernes se cumplieron nada menos que 50 años del estreno de la primera película de la saga del archiconocido agente secreto (paradójico, pero real) James Bond, el personaje creado por el novelista Ian Fleming en 1962. Conocido ya sobre el papel, la personificación en la piel de Sean Connery y sus posteriores encarnaciones cinematográficas han otorgado una dimensión tal a 007 que el escritor probablemente nunca llegó a imaginar (ni a ver, casi, pues falleció en 1964 con 56 años), erigiéndolo como uno de los iconos 'British' más internacionales.


No es de extrañar, por tanto, que el espía con 'licencia para matar' se colara en la ceremonia de apertura de los Juegos Olímpicos de Londres, la cual recogió un compendio de símbolos del país, que ha brindado al mundo un buen número de los iconos pop indiscutibles, entre los que está, obviamente, James Bond.

 

El tipo duro del servicio de inteligencia británico no es, sin embargo, el único elemento 'British' que se ha colado en el imaginario colectivo de la sociedad occidental (y prácticamente del 'mundo mundial', como diría Manolito Gafotas). Musicalmente hablando, por ejemplo, es imposible hablar de cultura popular y no hacer referencia a los Beatles, que precisamente el viernes también estaban de aniversario, ya que se cumplían otras cinco décadas de la publicación de 'Love me do', el primer gran éxito del cuarteto de Liverpool.

 

Del mismo modo, no se puede hablar de iconos 'British' musicales y olvidarse de los Rolling Stone (que nadie se enfade, aquí hay sitio para todos), mil veces referenciados, versionados, utilizados, etc., a través de las formas y maneras más dispares (desde una incursión en Los Simpson a una revista con su nombre). Y eso que estos están todos vivos y de los Beatles sólo queda Ringo (sí, se supone que Paul McCartney no ha muerto, pero yo no termino de creérmelo del todo).

 

También constituyen todo un clásico auténticamente 'British' del pop los Monty Python, y a las pruebas me remito: NADIE ESPERABA LA REVOLUCIÓN ESPAÑOLA, pero llegó en forma de acampada 15-M, un movimiento que dio la vuelta el mundo con una paráfrasis pythoniana como lema. Y es que esta panda de colgados (sin ofender, es que creo que es una manera bastante fiel de definirlos) son muy de su país, pero las fronteras las cruzaron hace tiempo, no ya por lo conocidísimos que fueron y siguen siendo, sino por la influencia que han ejercido en la conciencia colectiva de varias generaciones (por ejemplo, los guionistas de Padre de familia, que los referencian en reiteradas ocasiones).

 

Estracto de Wisdom #6, julio de 2007.
Para los que no puedan soportar la curiosidad, el No sale de la boca del CAPITÁN BRITANIA (Wisdom #6, julio de 2007).


Una influencia que ejercen sin que mucha de la gente sea consciente realmente del origen de la misma, respondiendo, supongo, a la idiosincrasia del pop como popularización (valga la redundancia) de elementos culturales. Algo que ocurre también con la máscara de Guy Fawkes, utilizada por Anonymous y, por extensión, por el citado 15-M. En general, se piensa en Alan Moore y su V de Vendetta, como mucho, pues a menudo el personal se queda en la adaptación cinematográfica del cómic (o novela gráfica, si lo preferís), pero hay que irse mucho más atrás (nada menos que a finales del siglo XVI, principios del XVII) para llegar al germen de este icono pop.

Es cierto, no obstante, que la película ha propiciado enormemente la popularización de la careta de gesto burlón, porque, señores, Hollywood es mucho Hollywood. De hecho, los Estados Unidos son mucho Estados Unidos, y la americanición del mundo ha hecho que tengamos asumidos iconos 'British' sin que seamos conscientes de que vinieron de la pérfida Ilión. ¿Una muestra? Mary Poppins. La asociamos a Disney, pero como ya contamos en otra entrada, en realidad es un personaje surgido en Inglaterra. Y vamos, no me diréis que Mary no es típicamente inglesa (tendría que exudar té por cada poro de su piel para llegar a ser más británica).
 

El (cuarto) Doctor Who se pasa por Futurama.
El (cuarto) Doctor Who se pasa por Futurama.

 

El papel canalizador de Norteamérica se nota también en las referencias que nos llegan del Doctor Who. La serie se popularizó en Estados Unidos a partir de la etapa de Tom Baker como protagonista, por eso es el 4º Doctor el que aparece en Los Simpson o del que se disfraza Stuart, el vendedor de la tienda de cómics de The Big Bang Theory.

 

El papel canalizador de Norteamérica se nota también en las referencias que nos llegan del Doctor Who. La serie se popularizó en Estados Unidos a partir de la etapa de Tom Baker como protagonista, por eso es el 4º Doctor el que aparece en los Simpson o del que se disfraza Stuart, el vendedor de la tienda de cómics de The Big Bang Theory.

Stuart (The Big Bang Theory) disfrazado de Doctor Who.

 

Jack el Destripador, Jekyll y Hyde… incluso William Shakespeare podrían ser considerados iconos pop británicos, como lo es, sin duda, Sherlock Holmes, sobre todo últimamente, que a todo el mundo le ha dado por hacer su propia versión, volviéndolo más o menos histriónico, convirtiendo a Watson en chica (Lucy Liu en Elementary ¿Podrán resistirse a crear tensión sexual) o lo que sea que haya hecho Garci en su Madrid days (sinceramente, no sé si estoy preparada para soportarlo). ¿Alguien da más? Obviamente, sí.

 

Continuará...

 

Penelope Cleese

penny.cleese@gmail.com

 

Escribir comentario

Comentarios: 6
  • #1

    Merrick (lunes, 08 octubre 2012 20:08)

    Yo no lo habría expresado mejor! Aunque, bueno, añadiría un icono del que no sé que pensará quien escribe la entrada...
    En fin, hay que correr riesgos!
    Hablando de iconos "British" -que están por todos lados y son el motivo de que los habitantes de la isla se lo tengan tan creído-, creo que se nos ha olvidado mencionar a uno de los grandes. Y es que ¿qué país puede presumir de tener a una reina tan popular como la que domina la Gran Bretaña y todas sus colonias? La señora está, orgullosamente, hasta en la sopa -el ejemplo es que apareció al mismo nivel que el mencionado James Bond en los JJOO!- y, desde mi punto de vista, es de todas todas, un icono pop. Y, si no, que se lo digan a Warhol!
    ¿Para cuándo la segunda parte?

  • #2

    Penny Cleese (lunes, 08 octubre 2012 20:19)

    Efectivamente, SUMAS es un gran icono pop (te lo digo yo, que mi compañero de piso ESTADOUNIDENSE tenía una careta colgada en la cocina, al lado de un muñeco de Spiderman), pero tampoco pretendría nombrarlos todos (sería imposible). Si no, ¿qué dejaríamos para la segunda parte o, mejor aún, para los comentarios :P?

  • #3

    El Advenedizo (lunes, 08 octubre 2012 20:20)

    El XIX inglés creo el POP! La segunda parte debería mencionar los parentescos nunca admitidos. Para empezar, todos los hijos bastardos de El Doctor, pero es que Indiana Jones es un híbrido de Allan Quatermain y Doc Savage. Y aunque la leyenda sea rumana, Drácula es un icono POP! glorificado por la pluma de un británico. El último icono de la saga es Harry Potter (y eso lo ha sabido ver Alan Moore). Es increible la cantidad de material que estamos dedicando a cultura parida por la pérfida Albión. Hitchcock era inglés. Madre mía. ¡Vázquez Figueroa, sálvanos!

  • #4

    Penny Cleese (lunes, 08 octubre 2012 20:24)

    Por un momento creía que ibas a decir que Vázquez Figueroa nació en un suburbio de Londres. Uff...

  • #5

    El Advenedizo (lunes, 08 octubre 2012 20:25)

    Bueno, no, Vázquez Figueroa no, o al menos él sólo no. Que nos rescate un equipo formado por José Mallorquí, Marcial Lafuente Estefania, Mariano Ozores y Antoni D'Ocón. Vázquez Figueroa de líder de la expedición, Ibañez de asesor y Arturo Pérez-Reverte en plan Han Solo, llegando a última hora tras renegar de ellos para salvarlos en el último momento.

  • #6

    Penny Cleese (lunes, 08 octubre 2012 20:26)

    Estoy deseando saber el papel de Mariano Ozores en todo esto.

Licencia Creative Commons
Continuará... por Continuará... se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 3.0 Unported.
Basada en una obra en continuara.jimdo.com.

Esta web incluye como material de apoyo contenido ajeno registrado con copyrigth. Los derechos pertenecen a sus legítimos dueños. Su utilización aquí es sin ánimo de lucro.